5 enfermedades que la iglesia inventó para acabar con ateos y homosexuales


La Iglesia siempre nos ha enseñado que las relaciones de pareja entre personas del mismo género es uno de los pecados más graves. Aseguran que las Santas Escrituras las califican como una ofensa directa a la voluntad de Dios.

Por otro lado, los miembros de esta comunidad están luchando constantemente y preguntándose si existe la posibilidad de ser aceptados por la Iglesia. Lamentablemente las posibilidades son mínimas, ya que desde la instauración del Catolicismo como la religión oficial en Europa la Iglesia ha desarrollado toda clase de instrumentos para acabar con la vida de estas personas. 

Desde hace varios años se han dado a conocer muchas investigaciones que señalan a la Iglesia como responsable de haber creado enfermedades letales para acabar con todos aquellos que viven en pecado.

1. Sida

A su creación se le conoció como el proyecto “Alternativa”. 

En 1953 un grupo de científicos se reunieron en Huntsville, Alabama.  El propósito de esta reunión fue realizar las primeras pruebas del virus en laboratorio.

La reunión se llevó a cabo por órdenes del Papa Pío XII, el objetivo de los investigadores fue diseñar una enfermedad lo suficientemente poderosa para acabar con la vida de millones de personas, que fuera incurable y que se contagiara a través de la relaciones carnales. El resultado de dicha investigación fue el nacimiento del virus de inmunodeficiencia humana (VIH). Que hasta la fecha sigue sin tener una cura y que cobra la vida de millones de personas al año. 



2. Ébola

La historia indica que la enfermedad fue descubierta en el año 1976 en una pequeña aldea africana al sur de Nigeria. La ciencia explicó el nacimiento de la enfermedad debido a la falta de higiene  y el alto nivel de promiscuidad entre sus pobladores al sostener relaciones entre personas del mismo género. 

Pero la verdad es completamente diferente, la Iglesia Católica diseñó y eligió propagar la enfermedad en África con el fin de disminuir la cantidad de habitantes en el mundo. Al mismo tiempo aprovecharon para contribuir con su objetivo primordial, acabar con las personas gay y con los drogadictos. 

3. Malaria

Se trata de una enfermedad producida por parásitos, se dice que pudo haberse transmitido al ser humano a través de los gorilas. Sin embargo, investigadores como el periodista británico Evan Pierce, sostienen que fue la Iglesia quien creó la terrible enfermedad, y que su propósito fue acabar con la promiscuidad de las relaciones gay y el excesivo crecimiento demográfico.

Actualmente es la enfermedad más letal del mundo, ya que se contagia por medio de la picadura de mosquitos y acaba con la vida de más de 2.7 millones de personas cada año, de los cuales más del 75% son niños. 

4. Sífilis

Se contagia por medio del intercambio de fluidos en la intimidad, produce úlceras en la piel y en las partes privadas de las personas. Las lesiones pueden ser muy dolorosas y de no atenderse con prontitud puede ser mortal. 

Distintas fuentes aseguran que los laboratorios alemanes desarrollaron la infección por órdenes del cardenal para evitar las relaciones entre personas del mismo género en Europa Occidental, además de todo tipo de conducta liberal.



5. Clamidia

Quizá una de las enfermedades más crueles jamás creadas. El Papa Pío X destino millones de dólares para la creación de esta enfermedad, que sirvió para someter al hombre a la fe católica.

Algunos autores aseguran que al terminar la época de la ilustración en el siglo XVIII, Dios pasó a segundo término en varias partes del mundo. De esta forma la Clamidia se convirtió en el arma favorita de la Iglesia para reinstalar su régimen de terror entre los hombres, señalando de pecadores a todos aquellos promiscuos que solo buscaban disipar la vida entre excesos y fuera del sacramento del matrimonio. En este caso el matrimonio y la familia fueron las herramientas para someter al hombre a la fe católica.




Artículo recomendado
Te recomendamos