7 secretos escalofriantes de Mario Almada. Es padrino del Chapo Guzmán


Sin duda, Mario Almada fue uno de los actores más importantes en la historia del cine mexicano, gracias a su inolvidable figura de justiciero y una trayectoria de más 70 años su imagen emblemática será recordada como la de un verdadero ídolo para varias generaciones de mexicanos.


Tristemente el histórico actor, director y productor mexicano falleció la tarde de este martes a los 94 años en la ciudad de Cuernavaca, Morelos. Sin embargo, dejó muchos secretos acerca de su vida que nunca antes habían sido revelados, uno de ellos y quizá el más impactante, es padrino del famoso narcotraficante "Chapo" Guzmán, algo que mantuvo oculto por su propia seguridad. 

Hoy queremos rendir un homenaje a la brillante trayectoria del señor Mario Almada, es así como te compartimos sus 7 secretos más escalofriantes. 


1. En el año 2005, durante una entrevista realizada por el diario norteamericano “The Washington Post”, el nacido en Sonora reveló que en todas sus películas siempre disparó balas de verdad. Algo que el consideró como la clave del éxito en su carrera, ya que este elemento llenaba de realismo cada secuencia de acción en la que participaba. 

2. Mario Almada es dueño de un Récord Guinness, es el actor que ha protagonizado la mayor cantidad de películas en la historia del cine mundial, superando la cantidad de 500 filmes en su carrera. 


3. En 1995 distintas academias y organizaciones cinematográficas de las más prestigiosas en el mundo, reconocieron su trayectoria al nombrarlo “el justiciero” más grande en la historia del séptimo arte.

4. La fama que alcanzó en toda América es tan grande, que millones de seguidores lo consideran el verdadero “Padre” del actor estadounidense Chuck Norris. A pesar de este dato curioso el actor norteamericano ha declarado en varias ocasiones que Mario Almada fue el ídolo de su infancia.

5. La valentía fue el atributo más grande que tuvo Mario Almada durante toda su vida, pues fue gracias a ella se convirtió en el primer actor que se atrevió a interpretar el papel de un peligroso narcotraficante para la pantalla grande.

6. Quizá el peor momento en la vida de Mario Almada se presentó en el mes de noviembre de 1994, una joven menor de edad lo denunció por el delito de violación. Afortunadamente las autoridades no encontraron los elementos suficientes para poder determinar su responsabilidad, lo que le permitió conservar su matrimonio y su libertad. 

7. Debido al enorme impacto provocado por las famosas “narcopelículas”, el actor se acostumbró a recibir lujosos  regalos de parte de los más poderosos narcotraficantes de la época. Uno de los más recordados fue un Tigre de Bengala que encontró en la puerta de su casa. 





Artículo recomendado
Te recomendamos