FBI confirma la verdadera causa de la muerte de Paul Walker. NO FUE UN ACCIDENTE


La prestigiosa marca de automóviles Porsche recientemente culpó a Paul Walker de su propia muerte. Según datos revelados el vehículo que conducía el actor fue sometido a varios cambios y alteraciones.

Es importante recordar que semanas atrás la hija de Walker demandó a la marca Porsche bajo los cargos de muerte injusta, asegurando que el vehículo que utilizó su padre contaba con varias fallas de fábrica. 


El objetivo de dicha demanda fue obtener una compensación económica, argumentando la reparación de daños. 


Pero en una serie de documentos oficiales expuestos hace tan solo unos días la empresa fabricante apuntó: “El fallecimiento del actor, así como el resto de lesiones y daños registrados fueron a causa de alteraciones en el vehículo”.  De acuerdo con los reportes del FBI, el vehículo fue alterado intencionalmente, por lo cual ahora se han abierto investigaciones para tratar la muerte del actor como un homicidio y no como un accidente. 

“Se trató de un accidente provocado”, concluyó la investigación. 





Artículo recomendado
Te recomendamos