Sobrino del Chapo de 14 años reveló dónde enterraba a sus víctimas y cómo los mataban


Hace unas semanas, luego de haber asesinado a un hombre a plena luz del día y en horas pico, un niño de tan solo 14 años fue detenido por elementos de la Policía Estatal Preventiva del Estado de México. 

El pasado jueves, el criminal quien aseguró  ser sobrino del famoso narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, asistió a su primer audiencia en el Centro Tutelar para Menores y en un inicio las autoridades repasaron todo lo que había sucedido el día de los hechos. 



Después de una larga discusión recordando una y otra vez la forma en la que se había dado el asesinato, el acusado sucumbió ante la presión y simplemente explotó diciendo: 

“Es verdad, todo lo que ustedes dicen es verdad, yo lo maté, es en lo que yo trabajo, lo único que se hacer, es lo que me enseñó mi tío, yo quiero ser como él”. 

“Desde los 12 años me puse a trabajar de Sicario. La verdad soy bueno para esto y todo lo que tenía que hacer era estar pendiente. Mi tío me pagaba 1000 pesos por cabeza. Primero los disparaba y luego los destazaba. Hombres, mujeres y niños, para mi ya no había diferencia. La verdad es que luego que matas al primero los demás se van como agua”. 



“No llevo la cuenta de las personas que he matado pero deben ser más de 100 fácil. Sin embargo, yo  nunca me arrepiento de nada, solamente nací, crecí y eso es lo que soy”, concluyó su  confesión, misma que fue comprobada luego de que el niño revelara la ubicación del lugar en donde enterraba a sus víctimas.

Este personaje del que conservamos su identidad en el anonimato por su propia seguridad pasará los siguientes años detenido en un Centro Tutelar, pero al cumplir su mayoría de edad pasará 50 años bajo prisión.




Artículo recomendado
Te recomendamos