Científicos revelan cómo seguir viviendo después de la muerte. Tu alma será eterna…

cientificos revelan seguir viviendo despues muerte

Muchísimos católicos alrededor del mundo seguramente ya estarán cumpliendo las nuevas reglas hacia la comunidad religiosa con respecto a conservar las cenizas de los difuntos o lanzarlas al mar como es el deseo de muchos en la actualidad, pues según el Papa Francisco, los restos deben ser conservados en lugares aprobados por el vaticano, o como dicen, lugares sagrados.

Pero si algo debe de saber la máxima autoridad católica del mundo es que los entierros o la incineración ya no es la única opción de conservar los restos de los muertos, incluso al día de hoy los científicos han revelado cómo seguir viviendo después de la muerte, por extraño que parezca. 


Ya existen empresas súper avanzadas que se dedican a dar un servicio fúnebre biodegradable, más económico, utilizando los tejidos del cuerpo y los ataúdes que se descompongan fácilmente para darle paso a una nueva vida: el crecimiento de un árbol y la conservación del alma. 

Los creadores de esta fascinante y peculiar forma de funeral pretende ¨descubrir el sentido de la vida, después de la vida¨. Mezclando los restos humanos con un poco de tierra fértil donde se desee que crezca el árbol, se riega y estos componentes actuarán inmediatamente como fertilizante natural para la semilla que aloja esta urna.

Asegurando que no solamente ayuda a prolongar la vida, sino que crea vida después de la muerte conservando tu alma en un árbol que puede perdurar durante muchísimos años más, siendo una opción buena para los fieles y una alternativa a la que la religión no se opone.


Esta urna está científicamente desarrollada para preservar la esencia de las personas que han muerto, pues un árbol crece en la parte de arriba hasta que los componentes de la urna comienzan a degradarse con el paso del tiempo, convirtiéndose así en tierra fertilizante y darle paso a un árbol compuesto de cenizas del fallecido. Creando vida después de la vida. 

Es ahora cuando los nuevos avances en la tecnología pueden adaptarse también a las creencias religiosas, pues esto surgió como una nueva alternativa para no solamente conservar a los familiares fallecidos dentro de casa o esparcir las cenizas en el mar, si no para darle seguimiento a su vida a través de un beneficio para el mundo ecológico y no solamente eso, también se conserva el alma de las personas.





Artículo recomendado
Te recomendamos